lunes, 30 de noviembre de 2009

8 DE DICIEMBRE: SAN GOL SIERRA


Nombrar a Paco Sierra en Vélez-Málaga, es ir directo a recordar la gesta de los ocho goles que él solito le marcó al C.D. Roquetas en la tarde noche de un jueves 8 de diciembre de 1994 en el Estadio Vivar Téllez.
Aquel día festivo, este delantero sevillano se vería las caras dentro de un terreno de juego, con un guardameta, Samuel Peral Muñoz, con quién sin quererlo y tras el partido, quedarían unidos con un número, el ocho, para la posteridad…
Se jugaba la jornada número 15ª, y al ser entre semana, llevó pocos medios de comunicación a cubrir el partido. El Vélez C.F. entrenado por Fernando Rosas Hidalgo marchaba muy bien en la liga, su terreno de juego de albero era un fortín ciertamente inexpugnable. En él sólo se había perdido un encuentro, 0-1 (13 de noviembre) ante el recién creado Málaga C.F.
Tocaba el turno en esa fecha de puente de la Inmaculada, de recibir al C.D. Roquetas, conjunto que andaba clasificado en mitad de la tabla.

Recuerdo por entonces que yo trabajaba en la emisora de radio, Cope Costa del Sol en Torre del Mar, y que además, hacía las crónicas del Vélez C.F. al Diario Málaga Costa del Sol, Agencia EFE como así le ponía la voz a los partidos que se emitían en el canal de Tv local por cable, Electro Video TV.
Aquella mañana previa al partido, recibía una llamada telefónica de mi compañero en Radio Ciudad (Roquetas), Juanjo Díaz, para que si me era posible, pudiera entrarle por teléfono en algunas pequeñas conexiones que desde esa emisora municipal almeriense, me irían periódicamente dando paso para conocer el devenir del encuentro.
Allí estábamos puntuales, situados en la antigua grada del Vivar Téllez, con aquellos pioneros y grandes teléfonos móviles (parecidos a un ladrillo) para contar lo que pasaba. De cámara tenía a mi compañero Toni y la cosa bien organizada para narrar el encuentro.
“Saludos amigos de Roquetas… poco público para presenciar el encuentro, no más de 300 espectadores, con las siguientes alineaciones en ambos equipos:

Roquetas: Samuel; Quique, Rogelio, Lorente, Esteban; Rafa, Pedro, Cobo, Dani, Biri y Sabio.
Por el Vélez de Fernando Rosas juegan: Juanmi; Pablo, Mata, Ayala, Alberto; Jaime, Arturo, Amaya, Paco Sierra, Rafa Morales y Curro ".

Un equipazo el veleño, que nos trasmitía siempre en que acabaríamos los partidos con victoria. He de reconocer que nos acostumbró cada domingo a sacar pecho allí donde fuésemos con el equipo, un Vélez de buen fútbol… de jugadas inolvidables y de muchos triunfos.
Sin embargo, tras unos primeros veinte minutos de encuentro muy trabados, la cosa empezó a tener otro protagonista. No era ni el árbitro, ni el Vélez ni mucho menos el Roquetas...
Empezaba a serlo un jugador de tez morena nacido en Morón de la Frontera, de piernas arqueadas al estilo de un cowboy de rodeo y de muy fino olfato goleador, Paco Sierra González, el que empezó a cambiar el signo de una tarde fresquita de fútbol en un modesto grupo de la Tercera División.
Paco cambiaría todo, hasta el guión en los titulares de los mejores programas deportivos de la radio nacional (El Larguero con José Ramón de la Morena y Super García, con José María García en la Cope) así también los espacios reservados (en un principio de no poco más de 20 líneas) en las páginas deportivas de los diarios Sur y Málaga Costa del Sol
De un plumazo… o mejor, de ocho, un jugador de 27 años se encargaría de cambiar los argumentos deportivos y meterse de lleno en eso que hoy se denomina, Historia y Estadísticas del Fútbol Español.

Radiábamos aquel partido cuando llegaba el primer gol de Sierra… tanto que lograba tras un cabezazo de Ayala al palo derecho de Samuel que aprovechó el delantero veleño. Fue un gol ciertamente bien celebrado… minuto 24, ya que se abría “la lata” y nos quitábamos de camino el susto de un disparo al poste, diez minutos antes, del visitante Dani.
Con una diferencia entre tres y seis minutos empezarían a caer los dos siguientes goles veleños. El 2-0 lo haría Sierra tras recibir de Arturo y regatear a un defensor dentro del área, y el 3-0 en jugada personal a la contra que había iniciado por la banda izquierda.
¡Que pasa aquí ¡ decían algunos aficionados de tribuna.
Hasta el punto que ya los compañeros de la radio en Roquetas, más que darme conexiones puntuales, cambiaron la programación de raíz y se conectaron al partido ya sin pausas ni música de por medio...


Cuando el delantero veleño hacía el cuarto, al filo del minuto 38 y el quinto en el 43 tras una cadena de fallos de la defensa rojilla, en Roquetas no se lo podían creer… en Vélez pese a verlo in situ, menos…
Yo me decía ¿Si tres goles en un mismo partido es un Hat-trik... cinco como se le llama o denomina... five-trik?

Entre nosotros, hasta cierto punto era normal lo del delantero veleño, sobre todo los tres primeros goles… pero a raíz del cuarto y del quinto antes del descanso y con toda una segunda parte por disputarse… ya la comidilla era… cuántos goles meterá más el Sierra éste.
¡Qué cojones! Se oía ... ¡Qué monstruo!
En aquellos momentos de relax en el vestuario (si es que lo hubo) ignoro lo que pudo decirle el técnico almeriense, Antonio Gandolfo a sus jugadores, pero seguro que sobre el delantero veleño algo se comentaría…
Eran también los instantes en los que yo recapitulaba los goles, el uno, el dos, el tres... no fuera a que me hubiese equivocado al contar… ya que empezaba la cosa a ser poco normal.
Recuerdo la pregunta del compañero de Roquetas: ¿Jesús, tu estas… (pausa de de diez segundos) ... seguro que los cinco los ha metido este futbolista?
Mientras que le contestaba afirmativamente, recuerdo que veía el movimiento de aquel poco público en el Vivar Téllez, que libres de ubicación en el campo, marchaban en peregrinación con dirección a la portería de fondo para ubicarse tras ella. Recuerdo la imagen de aquella portería con las redes remendadas que defendería en el segundo tiempo aquel joven guardameta de 20 años, Samuel.
En lo deportivo y viendo el panorama del 5-0 en contra, el míster roquetero quitaba en el descanso a su centro del campo titular (Rafa y Pedro) y metía más corte ofensivo… esto es a Carlos y Juan Luis para intentar maquillar el resultado.
De algo le sirvió. Puesto que a los tres minutos de la reanudación acortaban distancias por medio del delantero, Carlos, tras una serie de rechaces.
El partido con este resultado tomó un aire diferente, ya que se niveló en lo que a juego se refería. Se pensaba en la grada, que el gasto del equipo de Rosas en la primera parte, todo un ciclón, podía pagarlo en la segunda y ya no verse más goles en lo que restaba de partido.
Pero la fiesta del gol en Paco Sierra continuaría, ya que en el mto. 59 éste subía el 6-1.
Arremetió el Roquetas con un tanto más, el 6-2 a falta de un cuarto de hora para la conclusión. Gol nuevamente de Carlos en una mala salida del portero Juanmi.
Sin embargo, en esta recta final tuvimos la emoción de ver dos goles más de Sierra y además de un penalti fallado por este jugador (lo mandó al palo izquierdo de Samuel).
La máxima pena llegaría en el 70, pero con el portero lanzado al otro lado, la madera impidió el séptimo gol veleño. Increible, la gente de Vélez saltaba de rabia, como si se hubiese fallado la última ocasión con cero a cero de una final de la Copa del Mundo...

Sin embargo, la locura goleadora se hizo esta vez mucho más palpable entre los presentes cuando en el mto. 75 y después en el 83, este jugador nos regalaba dos tantos más para poner el definitivo 8-2.
Aquella noche, emulando al titular de cuando Pedro Bazán con el C.D. Málaga le hizo nueve goles al Hércules en La Rosaleda, titulé en el Diario Málaga Costa del Sol:
Paco Sierra 8, Roquetas 2.
Y es que por entonces y desde 1948, ningún jugador en partido oficial había logrado emular o acercarse a esta gesta en competición nacional. Tuve la suerte un día después de aquel hecho histórico para nuestro fútbol veleño, de poder entrevistarlo en mi programa del medio día.

Lo hice teniendo al otro lado del teléfono al hoy malogrado delantero del Ath. Club de Bilbao, Agustín “Piru” Gainza. Este gran jugador de fútbol, ya había leído la noticia en los diarios de su tierra, y nos manifestó en tono simpático, que había suspirado algo, ya que a punto estuvo "este atrevido sevillano" de superar (guardando las distancias entre Primera y Tercera división) el récord que él poseía al hacerle ocho goles (18 mayo de 1947) al Celta de Vigo en una eliminatoria de cuartos de final de la Copa de España.
Al récord de Pedro Bazán con nueve goles, ha llegado en estas fechas la gesta del jugador del Cartagena F.C., Alex Marín que le ha marcado nueve tantos de los 14-1 que su equipo en Tercera división le hizo al C.D. Lumbreras, lo que iguala este récord de Pedro Bazán que databa de 1948.
Tras este jugador modesto, de profesión cartero, le siguen Piru Gainza y Paco Sierra con 8, hemos de añadir también a Ladislao Kubala, que le marcó, jugando con el Barça 7 goles al Sporting de Gijón en la 51/52 y Eulogio Martínez que hizo otros siete al At. Madrid en Copa en la 56/57.

Paco Sierra en nuestro club siempre será recordado por su olfato goleador y por aquellos ocho goles que le marcaron la vida en Vélez. Hazaña que dio la vuelta a toda España y de la que por estas fechas se cumplen ya quince años. Aún conservo como un tesoro, el partido en VHS de ese encuentro, sus botas firmadas y el resumen que le hicieron en el programa deportivo de Canal Plus, El Día Después, capitaneado por Michael Robinson.
De aquella campaña 94-95 en el que había muy buenos jugadores, personalmente me quedo con este delantero, Francisco Javier Sierra González, que llegó al Vélez en mitad de la campaña 93-94 y anotó 21 goles. Un año después también en Tercera división, hizo el doble más uno, esto es 43, añadiendo además los doce balones entre postes y largueros que estrelló en las porterías rivales.
Un killer del área que demostró siempre unas estadísticas demoledoras cuando el balón le llegaba a los pies, y al que le daba un sólo destino: la red.
Propongo que el 8 de diciembre para nuestro futbol, y sin olvidar el 13-0 a la P.D. Garrucha o el 10-0 al Atarfe de aquella campaña, tendríamos que marcarlo como el Día del Gol en Vélez-Málaga.
Aquí os paso en video sus ocho goles, disfrutarlos de la misma manera que los viví hace quince años... fue inolvidable.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento decirte que los vídeos de Padilla son mucho mejor q este sin. Sonido

Juan Jesús dijo...

Esta visto que no os vale nada. No entro en los videos de Padilla, este es el único documento que existe de ese partido, ya que solo una tv local, Electro video tv lo grabó. Esta montado en una selección de todos los goles del Vélez esa campaña y va con musica...ENCIMA QUE SE PONE PARA LOS MUCHOS QUE NO VIERON EL PARTIDO, LO CRITICAIS...en verdad no os entiendo, en vez de agradecerlo.

Anónimo dijo...

Muy buena entrada Jesús, gracias por rescatar estas cositas, un saludo

Alex dijo...

enhorabuena por ese video jesus
te lo dice un aficionado incondicional del C.D. Alhaurino que esta en la misma situacion que tu, ya que las cosas que hace uno no nos lo valoran. lo dicho enhorabuena, por k yo desconocia este dato de los 8 goles
weno pues k los dos ekipos nos salvemos este año!!!

José Miguel Gálvez Jurado dijo...

tengo 27 años y siempre he ido a ver el Vélez con mi padre, y no recuerdo ningún partido más que éste, he sentido mucha emoción leyendo el artículo y además para rematar unas imagenes de aquel día, sin duda las grabaré como sea jejeje...
gracias por acercarnos la noticia y por recordarnos lo grande que es nuestro Vélez CF, aunque a mucha gente parece que se le olvide

Publicar un comentario