sábado, 13 de junio de 2009

RODRIGO VIVAR TÉLLEZ

Muchos jóvenes veleños desconocen quién fue Rodrigo Vivar Téllez, y si les suena de algo, es por que en su ciudad, Vélez-Málaga, existe un estadio de fútbol y una avenida que llevan su nombre. Dícen, me cuentan, que pronto el popular estadio "Vivar Téllez" puede que cambie de nombre y que se transforme en el Complejo Deportivo “Esteban Vigo”, y que como bien es sabido ha sido el primer jugador veleño en jugar en Primera División, olímpico en Montreal 76, que ha vestido la camiseta de nuestra selección absoluta en tres ocasiones y que hace unos años como entrenador, ascendió por primera vez en su historia al Xerez Deportivo a la Primera División y poco después al Hércules de Alicante..

Pero de Rodrigo Vivar Téllez se sabe poco, es más, si utilizas el buscador más eficaz de internet comprobaras que la información es más bien poca y ciertamente sesgada.
Lo que os voy a contar es simple y llanamente (sin entrar en meros tintes políticos) una pequeña semblanza de lo que fue este personaje y sobre todo lo que en materia deportiva hizo por su ciudad. Que fue mucho.
Parte de lo que relataré en las próximas líneas de este blog es un pequeño resumen de lo que en el año 2000 publique en mi libro “75 años de fútbol en Vélez”.
Tratando con su hija, Araceli Vivar, ésta me contó que su padre había nacido en Vélez-Málaga el 29 de noviembre de 1906 dentro de una familia de siete hermanos. El apellido veleño Vivar estuvo ligando al pionero Vélez F.C., ya que su tío Fernando Vivar fue el médico del club a finales de los años 20 y después su primo, Vivar Marín, también de nombre Fernando, había sido jugador y más tarde Presidente del Vélez F.C. en 1940, sucediendo en esos momentos a Juan Barranquero Aponte.
Fue Fernando Vivar el presidente más joven en la historia de nuestro club. Estuvo poco tiempo en el cargo por razones de salud. Residiendo por un tiempo en Madrid donde preparaba unas importantes oposiciones, falleció por unas extrañas fiebres de malta a la temprana edad de 33 años.

Por su parte Rodrigo Vivar Téllez estudió derecho en Granada y poco a poco fue destacando como juez tras sus periplos en localidades como, Vélez-Rubio, Campillos y Coín, era una época difícil y complicada la que le tocó vivir, muy marcada por una Guerra Civil de por medio y las consecuencias de dos bandos, uno ganador otro perdedor.


Fue designado forzosamente Juez Militar de plaza en Málaga en 1937, y un año después, Juez Militar de Vélez-Málaga, Ronda y Coín, donde tuvo que actuar en los primeros y numerosos juicios sumarísimos entre 1937 y 38, constando su firma en muchos documentos del Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial en Málaga, como que firmó sentencias de pena de muerte así como otras de prisión. Tambien se sabe que ayudó a algunos paisanos suyos en el ámbito judicial, para que las pena capitales se transformaran a las de destierro, evitando de esta manera, muertes de amigos y conocidos.
Entre marzo de 1943 y junio 1971 ostentó los cargos de, Vicesecretario Nacional de Falange, Magistrado del Tribunal Supremo, Procurador en las Cortes de Franco por designación directa, y de ahí a Gobernador Civil de Almería y Bilbao. También tuvo el cargo de Jefe del Sindicato Textil.
En lo meramente deportivo (que es lo que aquí recalco y trato), su figura fue crucial para que Vélez-Málaga tuviera en 1951 un estadio de fútbol y que la corporación veleña de entonces decidió que llevara su nombre. Vivar Téllez aunó todos los esfuerzos posibles y movió los hilos pertinentes por el cargo que desempeñaba para que se consiguiera poner en marcha tan importante realización y ver cumplir así con el sueño de muchos jugadores, directivos y aficionados al fútbol de tener un estadio por entonces moderno y amplio.

El deporte en la Obra de Educación y Descanso y con este nuevo campo de deportes tendría su continuación con personas muy queridas en nuestra ciudad y que estuvieron vinculados también (que nadie lo olvide) al Frente de Juventudes, es el caso de José Fernández Ramos, Juan Barranquero Aponte, Francisco Castejón Lence, Manuel Reyna, José Fernández Lozano o Juan Herrera Marín entre otros.
Rodrigo Vivar Téllez presidió la inauguración del estadio de su nombre el 18 de Julio de 1951, siendo su hija Araceli la madrina del campo. De inicio la madrina estaba previsto que fuera María Luisa Judas, la hija en ese momento del Presidente del club, Emilio Judas Artigal, pero una indisposición de esta joven durante la semana, forzó de urgencia el cambio de madrina... (foto)



Con la década de los cincuenta llegarían muchos problemas para el fútbol veleño, especialmente económicos y que en muchas ocasiones fueron paliados, de diferentes maneras, con ayudas “institucionales” que procuraba Rodrigo Vivar Téllez desde su alto cargo político.


Este enviaba al ayuntamiento de Vélez-Málaga diversas subvenciones, incluida una muy importante en 1953 con idea de restaurar una de los muros del estadio que se había caído por un fuerte temporal. Siguiendo en lo deportivo, que es lo que aquí recuerdo se trata, fue una persona que siempre ayudó y se desvivió por el equipo veleño. En lo político... pués evidentemente habrá personas que tendrán otro tipo de opinión. Muy respetadas todas ellas.
Sin ánimo de ofender a nadie, opino que el artículo 15.1 de la Ley de Memoria Histórica es muy claro cuando establece que "las Administraciones Públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura".

Conforme a esta Ley, también digo, que debe ser igual para todos tal como díce nuestra Constitución, pero por lo visto, ésta se interpreta como mejor apetece y se amolde a los intereses de algunas personas (políticos) que no quieren conservar la historia tal como fue y casi rozan el intento de volver a enfrentar a hermanos.

Me consta que hay muchas personas en la ciudad de Vélez-Málaga que son familiares de otras que participaron en la guerra y que, están muy enojados por una Ley que segun ellos, intenta ahora condonar a unas personas y criminalizar a otras. De Rodrigo Vivar Téllez, que fue nombrado Presidente Honorario del club en 1951 y también Hijo Predilecto de Vélez-Málaga, decir por último que falleció en Madrid el 28 de septiembre 1991 a la edad de 84 años.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades Sr. Hurtado. He realizado usted un completo y sobre todo correcta semblanza de Rodrigo Vivar Téllez, veleño que ayudó a nuestra ciudad en multitud de cosas.

Anónimo dijo...

D. Rodrigo Vivar Tellez fue un veleño ejemplar en su condición de persona, político y en su profesión. Le felicito por el trabajo que ha realizado sobre él y que espero siga completándolo, toda vez que Vivar Tellez, cuanto hizo por nuestra ciudad, lo hizo pensando en ella y en su condición de veleño.

Anónimo dijo...

D.rodrigo Vivar Tellez fue un hombre ejemplar y perosna muy orgullosa de ser veleño,nunca debemos olvidar que dio todo por su pueblo y que siempre que podia lo ayudaba.

Te recordaremos siempre D.rodrigo

Publicar un comentario en la entrada